Cementerio

HISTORIA

CementerioEdificado en el primer decenio del siglo XX, es obra del insigne arquitecto cordobés Adolfo Castiñeyra y Boloix (1856-1920). El Colegio de Arquitectos de Córdoba es quizás el edificio más emblemático construido por Castiñeyra y Boloix, considerado por muchos como el introductor del modernismo en Córdoba. El cementerio de Ntra. Sra. del Carmen, sustituyó al denominado “Cementerio Viejo” -anexo a la Iglesia Parroquial- por dos razones fundamentales: la falta de espacio y mala ubicación de éste -en pleno casco urbano-, y en consecuencia por el riesgo que esto entrañaba en la salud pública.

Estos problemas se solventa con la nueva construcción, al estar éste “convenientemente alejado del casco urbano y situado en una vertiente opuesta a la dirección que las aguas deben llevar y en posición contraria a los vientos más comunes reinantes en la localidad” según la memoria del proyecto. Ubicado en la llamada huerta de San Martín, al noroeste de la población, fue testigo de los primeros enterramientos en 1.909. Esta considerado por algunos autores como la obra civil más importante del siglo XX en Añora.

CARACTERÍSTICAS

Ocupa una superficie rectangular de 3.000 m2 con una anchura de 50 m y un largo de 60 m. El muro perimetral es de mampostería de 3 m de altura, adosados a este en su parte interior se encuentran los nichos. La capilla se haya situada al frente de la puerta de entrada y separada de ésta por un vestíbulo abovedado y en un lado y otro se encuentran las dependencias destinadas al depósito de cadáveres y antigua sala de auptosias. Al fondo del cementerio se encontraban, al lado izquierdo el osario, al derecho un pequeño cementerio para personas no católicas, y entre ambos una fosa común destinada a los casos de epidemias. Actualmente la fachada original no se conserva a ser esta destruida durante la Guerra Civil.