Casa Típica Noriega

La casa típica noriega “casa”  un espacio no utilizado. Antiguamente el suelo aparecía empedrado o simplemente de tierra. Aun en muchas casas del pueblo se conservan estos empedrados, habiendo desaparecido completamente los de tierra. En las naves laterales se distribuyen los dormitorios, la mayoría de ellos sin ventanas exteriores, y con un gran pasillo como separación. En el segundo cuerpo suele estar la cocina, con una gran chimenea de campana, donde se cura la matanza y que representaba el centro del hogar. El último cuerpo da al patio o corral, donde solía haber pajares, zahurdas, etc., y en ocasiones un huerto.

En el piso superior está la “cámara” , que no se utiliza como vivienda, sino como almacén para las cosechas agrícolas. Suelen presentar compartimentos divididos por pequeños muros de mampostería a los que se llama “trojas” , en los que se distribuye el grano según su calidad y naturaleza. Los tejados son a dos aguas y están formados por tejas curvas del tipo árabe asentadas sobre cañizo.

La fachada aparece siempre encalada, salvo las grandes piedras de granito que forman las jambas, dinteles y umbral de puertas y ventanas. Son muy características las fachada popularmente  llamadas de tiras, formadas con sillares de granito alisado visto y rejuntado blanqueado. Algunas fachadas, además de presentar jambas de proporciones ciclópeas, conservan elementos decorativos diversos, siempre realizados en granito.

Como viviendas singulares cabe destacar la situada en la Calle Concepción en el número 36, la llamada “Casa de los Velarde” , la única señorial del pueblo.

En sus orígenes ocupaba prácticamente una manzana, pero actualmente está muy fragmentada. Su fachada data del siglo XVIII y sobre el dintel presenta un frontón que pudo haber contenido un escudo de familia. Otra casa que merece señalarse es la vivienda serrana situada en la Calle Doctor Benítez 23. Esta presenta un amplio zaguán con cubierta de madera, suelo empedrado y columnas de granito con toscos capiteles sosteniendo los arcos que forman las crujías.